Toda mascota necesita de una serie de cuidados, así como visitas periódicas al veterinario que nos permitan garantizar su bienestar y óptimo estado de salud. Esto adquiere aún mayor importancia cuando hablamos de mascotas preñadas, ya que en este caso se hace todavía necesario que nos informemos de la mano de nuestro veterinario acerca de los cuidados y recomendaciones de salud adaptadas al caso concreto de nuestro can de que hemos de seguir para procurar el bienestar de nuestra mascota, así como de los cachorritos.

Es por eso que en esto que desde Vetplan, los planes de salud veterinarios a modo de seguro de salud para mascotas de mayor implantación en toda España, os queremos dar algunos consejos esenciales para procurar el bienestar y protección de vuestra perrita y de los cachorros a lo largo de todo el embarazo.

Cómo saber si tu perra está preñada

Existen diferentes síntomas que pueden indicarnos que nuestra perra está preñada, entre los que encontramos:

Aumento del tamaño de las mamas

El crecimiento de las mamas es uno de los síntomas de embarazo más característicos. Aunque lo habitual es que aparezca en las primeras semanas de gestación, es posible que dicho aumento de tamaño se dé a partir de la segunda mitad del embarazo.

Pezones rosados

Además de la hinchazón de los senos, que los pezones de las mamas de nuestra mascota adquieran un tono más rosado es síntoma habitual de embarazo.

Aumento de la frecuencia de las micciones

Las perras preñadas tienden a orinar más debido a que el aumento del tamaño del útero presiona la vejiga, haciendo que disponga de menos espacio para almacenar la orina.

Secreción de flujo vaginal

Secreciones de flujo vaginal transparente o blanco pocas semanas después del apareamiento.

Barriga hinchada a partir del primer mes de gestación

A partir de los primeros 30 o 40 días observaremos un aumento de tamaño e hinchazón del vientre de nuestra mascota.

Cambios en el apetito

Si bien es probable que durante el comienzo del embarazo veamos una disminución en el apetito de nuestra mascota, a partir de las 2 semanas nuestra perra empezará a consumir más comida, aumentando todavía más su ingesta de alimentos a partir de las 4 semanas.

Apatía, cansancio y letargo

Es posible que se muestre cansada y sin ganas de jugar.

Construcción de un “nido”

Puede que nuestra perra busque un “nido” para tener a los cachorros mediante la colocación de mantas o cojines en un rincón o lugar oscuro y resguardado.

Descartar embarazo psicológico en perras

Para descartar que sufra un embarazo psicológico el factor clave es el tiempo, dado que, si bien durante un embarazo psicológico nuestra mascota podrá experimentar todos los síntomas asociados a un embarazo real, el psicológico tiende a durar entre 3 o 4 semanas, mientras que una gestación real durará entre 58 y 65 días.

Cuidados para tu perra durante el embarazo

Evitar el estrés

Evitar el estrés para nuestra mascota que puede ser muy perjudicial para ella y los cachorros, por lo que hemos de tener cuidado si la bañamos (situación que puede ser estresante para algunos canes), procurar no gritarle ni provocar situaciones que la angustien.

Alimentación

En cuanto a alimentación las necesidades específicas de nuestra mascota pueden variar en función de su estado, y características concretas, por lo que es importante que sigamos las pautas y recomendaciones de nuestro veterinario.

Si bien, por norma general es recomendable mantener la dieta habitual de nuestra mascota sin aumentar las cantidades hasta alrededor de las primeras 6 semanas, momento a partir del cual incrementaremos las raciones para cubrir el aumento de las necesidades calóricas y nutricionales de nuestra mascota.

Agua siempre disponible

Hemos de procurar que la futura mamá se mantenga hidratada, al ser un aspecto esencial para su bienestar y el de los cachorros. Para asegurarnos de ello, podemos colocar varios bebederos situados en los lugares de la casa donde pasa más tiempo

Ejercicio

Los paseos regulares ayudarán a que nuestra perra se mantenga en forma, lo que será muy positivo de cara al embarazo debido a que el exceso de peso puede generar complicaciones en tanto durante la gestación como el parto.

Además, jugar e interactuar con otros perros no solo contribuirá a su bienestar físico, sino también mental y su equilibrio emocional.

Baños

Resulta positivo mantener buenos hábitos de higiene durante el embarazo. Con dos baños, uno realizado al comienzo del embarazo y otro alrededor de la mitad del mismo será suficiente.

Entre las recomendaciones básicas a la hora de bañarla destacan no utilizar antiparasitarios o insecticida, enjabonar la zona del abdomen con suavidad y delicadeza y no bañarla los días previos al parto.

Si nuestra mascota se estrecha mucho durante los baños, es mejor que consultemos con el veterinario.

Parto de una perra preñada

Durante el parto nuestra mascota se pondrá más nerviosa mostrando un comportamiento poco habitual, pudiendo emitir gemidos y quejidos, así como lamerse la vulva. Esto significa que las contracciones han comenzado.  Puede durar entre 6 y 12 horas

En partos sin ningún tipo de complicaciones la madre se encargará de todo: parirlos, limpiarlos, sacarlos de la bolsa, cortar el cordón umbilical, etc.

Sin embargo, hemos de tener siempre a mano el número de un veterinario para llamarle ante cualquier complicación, como por ejemplo si observamos que la perra no puede dar a luz a alguno de los cachorros.

Asimismo, es recomendable que durante la última visita al veterinario le consultemos cuáles son las pautas a seguir en caso de complicaciones por si no nos fuera posible llegar a la clínica rápidamente, ya que las recomendaciones pueden variar en función de las circunstancias y necesidades concretas de nuestro animal.

Vetplan, los planes de salud de mayor implantación en toda España.

Con Vetplan disfrutarás de la mejor protección para tu mascota, con un plan de salud para perro o gato orientado a la prevención, así como al tratamiento de los posibles problemas de salud de tu perro o gato.

Gracias a sus diferentes planes, tu mascota gozará de la mejor atención veterinaria tanto durante su embarazo como durante cualquier otra etapa de su vida.

Y, además, con Vetplan Puppy le proporcionarás a los cachorritos el cuidado veterinario de calidad que necesitan durante su primer año de vida.

Descubre nuestros planes de salud para mascotas.

Encuentra tu clínica Vetplan más cercana entre los más de 100 centros asociados en toda España.

#FrenarLaCurva