Las enfermedades digestivas constituyen unas de las patologías que se presentan con mayor frecuencia en nuestros perros y uno de los principales motivos de visita al veterinario.

Y no porque se trate de afecciones más frecuentes hemos de restarles importancia, ya que, en ocasiones, pueden ser signo de enfermedades más graves suponiendo un verdadero peligro para la salud de nuestra mascota.

Síntomas de problemas digestivos en mascotas

Los síntomas de problemas digestivos por más frecuentes son los vómitos y la diarrea, ante los cuales, en caso de presentarse de manera continuada (durante más de uno o dos días), hemos de consultar a nuestro veterinario, ya que pueden estar relacionados con otra patología (digestiva o no) de mayor gravedad.

Junto con los vómitos o la diarrea, otros síntomas habituales son:

  • Exceso de flatulencias
  • Pérdida de apetito
  • Estreñimiento
  • Dificultades a la hora de hacer sus necesidades
  • Dolor abdominal
  • Deshidratación
  • Sangre o mocos en las heces

En el caso de presentarse sangre en las heces, sí es importante consultar a un veterinario lo antes posible, con el fin de conocer el origen de la patología y evitar males mayores.

La presencia continuada de estos síntomas puede deberse a algún tipo de patología digestiva subyacente, por lo que es recomendable consultar a un profesional veterinario el cual realizará las pruebas diagnósticas pertinentes para detectar la causa del problema y ofrecer el tratamiento más adecuado para asegurar el bienestar de tu mascota.

Causas de problemas gastrointestinales en perros

Existen diversas causas de problemas digestivos en perros:

  • Ingesta de alimentos prohibidos o no recomendables para perros
  • Cambios abruptos en su dieta
  • Ingesta de cuerpos extraños o alimento tóxicos
  • Agentes infecciosos como bacterias, virus, hongos y parásitos

Enfermedades digestivas más comunes en mascotas

Gastritis

La gastritis representa una de las patologías digestivas más habituales en nuestros canes. Está causada por una inflamación de la mucosa gástrica.

El principal síntoma asociado a esta patología son los vómitos, que suelen ser de color amarillento (contenido biliar), aunque puede estar acompañada de otros síntomas como son diarrea, exceso de flatulencias, pérdida de apetito, estreñimiento, dificultades a la hora de hacer sus necesidades, dolor abdominal o deshidratación.

Tipos de gastritis en perros

Gastritis aguda

Se caracteriza por producirse de forma rápida y abrupta y por tener una duración corta.

Gastritis crónica

Aparece de una manera más gradual y lenta y tiende a ser más persistente, prolongándose en el tiempo.

Gastroenteritis

Por su parte, y de forma similar a la gastritis, la gastroenteritis (que puede ser leve o aguda) se produce por una inflamación que es susceptible de estar causada por una infección del tracto digestivo (habitualmente el estómago y los intestinos) y que tiende a provocar vómitos y diarreas, entre otros síntomas.

Entre las principales causas de la gastroenteritis en perros, esta puede producirse por la ingesta de comida en mal estado, comida para humanos con alto contenido en grasa, alimentos o plantas tóxicas, objetos extraños o por la presencia de parásitos externos, entre otras causas.

Colitis

La colitis consiste en una inflamación localizada en el colón, que es la parte final y más larga del intestino grueso conectada con el ano, la cual se encarga de la extracción de agua y otros nutrientes de los alimentos ingeridos.

Es por esto que una de las principales consecuencias de la colitis es el padecimiento de diarreas acuosas frecuentes en muchas ocasiones con sangre.

Tipos de colitis en perros

Colitis aguda.

Se caracteriza por aparecer de forma abrupta y no prolongarse en el tiempo

Colitis crónica

Colitis recurrente de dos o tres semanas de duración aproximada y que rebrota con frecuencia.

Entre sus causas podemos encontrar infecciones por parásitos y bacterias, intoxicaciones por alimentos no comestibles, en mal estado o cuerpos extraños, alergias alimentarias, etc.

Ante la duda, acude al veterinario

Si tu perro da muestra de padecer algún tipo de enfermedad digestiva o evidencia síntomas de patologías gastrointestinales de forma continuada, es importante que consultes a un veterinario.

Confía en Vetplan, planes de salud para perro y gato con años de experiencia al servicio de la salud de tu mascota.

En Vetplan, los planes de salud de mayor implantación de toda España, contamos con una red de 100 centros independientes asociados en los que le brindaremos a tu mascota los mejores servicios de diagnóstico y tratamiento para ayudar a que se recupere tan pronto como sea posible.

Y recuerda que con nuestros planes de salud tu mascota gozará de una protección veterinaria de alta calidad adaptada tanto a sus necesidades como a las tuyas.

Conoce nuestros planes de salud veterinarios para perro y gato

#FrenarLaCurva