Cuando tienes un perro en casa, ya sabes que no necesita demasiado tiempo para convertirse en un miembro más de la familia. Querido por todos, le deseamos lo mejor y queremos que se encuentre en perfecto estado y disfrute de una muy buena salud, esforzándonos para que no les falte de nada.

El problema es que en muchos casos, no siempre reciben los cuidados necesarios, porque todos creemos saber lo que necesita un perro, al menos los cuidados básicos que necesita, por ello hemos querido preparar un post especial en el que ofrecer una serie de 5 cuidados básicos que te permitirán garantizar la buena salud de tu perro. ¿Comenzamos?

La importancia de la alimentación

Posiblemente la alimentación sea el aspecto más importante para que un perro disfrute de una buena salud. Lo que para ti es una buena salud alimenticia puede no serlo para un perro.

Son muchas las personas que optan por preparar a sus perros comida casera con la intención de que disfruten de una alimentación más saludable, algo que es un completo error.

Los perros deben comer pienso, ya que aunque parezca lo contrario y puede ser que no tenga un aspecto muy apetecible, reúne los nutrientes necesarios para cada raza y edad, siendo clave para disfrutar de una alimentación saludable y equilibrada. Eso sí, trata de comprar un pienso de calidad.

Visitas al veterinario

Aunque tu perro aparentemente se encuentre en perfecto estado, no es razón para no acudir al veterinario. Los perros, al igual que las personas, precisan de una serie de revisiones médicas que puedan garantizar que todo está correcto y que no existe ningún problema de salud.

Lleva a tu perro al menos una vez al año al veterinario y asegúrate de que lleve al día su cartilla de vacunaciones; clave para prevenir posibles enfermedades en el futuro.

Atención a la higiene

Otro de los aspectos clave para que un perro no sufra enfermedades y disfrute de una buena salud es la higiene, otro de los grandes olvidados. Y es que para que un perro disfrute de una buena higiene no solo basta con que esté limpio y cepillemos su pelo, sino que además precisa de una serie de cuidados de la piel, de las uñas, de los dientes, etc.

Es importante que prestes atención a la higiene y que te asegures de que está completamente limpio y aseado.

Cuidado con el sedentarismo

Hay que tener un especial cuidado con aquellos perros que acostumbran a estar todo el día en casa sin apenas moverse. Al igual que en las personas, la actividad física es fundamental para que se encuentren bien con ellos mismos.

Esto significa que no basta con que tu perro salga a la calle a hacer sus necesidades, sino que al menos una vez al día es necesario que realice un paso de unos 20/30 minutos aproximadamente, ya que de esta forma podrá ejercitarse y además sentirse libre y satisfecho.

Y por último, la educación

Si realmente consideras a tu perro como un miembro más de la familia, debes esforzarte para que reciba una buena educación. Es un aspecto directamente relacionado con la buena salud de tu perro, ya que un perro que sabe comportarse tendrá muchas menos posibilidades de sufrir un accidente que pueda poner en riesgo su salud.

Ya lo sabes, si tienes un perro y te preocupas especialmente por su salud, toma nota de los cinco consejos básicos que te acabamos de dar y no dudes en aplicarlos. Verás como los resultados no tardan en llegar.