Con la entrada del verano y el regreso del intenso calor, nuestros perros pueden verse muy negativamente afectados, llegando a pasarlo bastante mal como consecuencia de las elevadas temperaturas que registra nuestro país durante esta época del año.

Los perros son más sensibles a las altas temperaturas que los humanos, debido a que carecen de un mecanismo de regulación térmico tan eficaz como el que nosotros poseemos, al no contar los canes con apenas glándulas sudoríparas.

Por esta razón, desde Vetplan, los planes de salud para perro y gato de mayor implantación en toda España, queremos darte algunas recomendaciones para ayudarte a que tu peludo disfrute de un verano más agradable y fresco.

Cómo regulan la temperatura los perros

Nuestros compañeros peludos pueden regular su temperatura a través de la transpiración por las almohadillas de las patas, lo que les ayuda a disminuir la temperatura corporal, mientras que su otra vía de control de la temperatura es a través del jadeo, eliminando el calor mediante evaporación.

Sin embargo, como hemos mencionados ninguna de estas vías están efectiva como es la transpiración humana cuando se trata de regular la temperatura corporal y disminuir el exceso de calor.

Aquí te damos algunas claves para ayudar a que tu mascota soporte mejor las altas temperaturas que se avecinan y que podáis sobrellevar mejor los calurosos días de verano.

Consejos para refrescar a tu perro y ayudarle a soportar el calor del verano

Hidratación

Nuestro peludo debe disponer de agua fresca y limpia las 24 horas del día, cambiándosela a diario y procurando no situarla en zonas en las que esté expuesta directamente al sol, ya que esto puede hacer que nuestra mascota deje de beber por estar el agua a una temperatura demasiado elevada.

Otra medida útil puede ser colocar otro bebedero cerca de su lugar de descanso, ya que así le será más cómodo hidratarse cuando lo necesite.

Incluso, en los días de calor más intenso, podemos colocar un par de cubitos de hielo en uno de los bebederos para darle la opción de saciar su sed y refrescarse con agua más fría, pero siempre asegurándonos de no echar hielo en el otro bebedero para que pueda elegir cuál prefiere.

A la hora de salir de paseo, una muy buena opción es llevar un bebedero portátil para perros que permita asegurarnos que nuestro can se encuentra hidratado sin importar que estemos fuera de nuestro hogar.

Proporciónale un lugar fresquito y alejado del sol para descansar

Debemos de procurarle un lugar cómodo, fresquito y a la sombra en el que poder descansar apartado del intenso sol propio de esta época del año.

NUNCA dejes a tu perro solo en el coche en días de altas temperaturas

El estar en un coche encerrado en época de altas temperaturas es sumamente peligroso para nuestro perro, pudiendo convertirse en una trampa mortal para nuestro can.

En un lapso de tiempo de solo 30 minutos, la temperatura interna del vehículo puede subir significativamente respecto a la exterior, ascendiendo de 28-30º en la calle a más de 40º en el interior del coche, lo que puede acabar siendo letal para nuestra mascota, e incluso tener consecuencias legales para nosotros.

Evita los paseos en las horas de más calor

Por razones obvias, es importante procurar no sacar a nuestro perro a la calle durante las horas centrales del día.

Además, la elevada temperatura del asfalto puede provocarle quemaduras en las almohadillas de las patas, que son muy sensibles.

No le cortes el pelo a ras de piel

El pelo de tu mascota actúa como barrera natural protegiéndolo del frío en invierno y del intenso sol en verano. El carecer de él puede provocarle desde quemaduras hasta cáncer de piel, de ahí la importancia de no raparlo al cero en verano.

El deslanado es la mejor opción para refrescar a nuestra mascota, consiguiendo retirar el subpelo de nuestro animal (capa de pelo secundaria que presentan los perros con pelo de doble capa como huskies, pastores alemanes, Pomerania, algunos mestizos, entre otros).

Lo que sí podemos hacer nosotros es cepillarlo a contrapelo para eliminar capas de pelo muerto con lo que oxigenarle la piel y quitarle el pelo sobrante que contribuye a hacerle pasar más calor.

Mantén el ambiente fresco

Sistemas como aires acondicionados y ventiladores pueden ayudarnos a asegurar que nuestra mascota no lo pase mal por el calor, aunque al igual que ocurre con los humanos, es importante que vigilemos que nuestro can no esté expuesto de forma directa a corrientes de aire frías que puedan provocarle problemas de salud.

Helados para perros

Los helados para perros también son una buena alternativa para refrescar a nuestros peludos durante los calurosos días veraniegos. Para elaborarlos, podemos poner granos de su pienso o golosinas para perros en cubitos de hielo y dárselos para que disfrute de un agradable y fresquito refrigerio que seguro le encantará.

Vigila aún más a cachorros y ancianos

Es importante que tomemos aún mayores precauciones a la hora de cuidar a perros ancianos y cachorros puesto que estos son los más sensibles frente a insolaciones y golpes de calor, por lo que hemos de asegurarnos de que no estén fresquitos e hidratados para evitar cualquier susto.

El consejo de veterinario, la mejor ayuda para el bienestar de tu compañero peludo

A la hora de procurar el bienestar de tu mascota, acudir al veterinario es nuestra mejor opción puesto que él nos dará las pautas y consejos que mejor se adecúan a las características y necesidades concretas de nuestro animal.

Esperamos que gracias a estos consejos tu perro esté más protegido del intenso calor de esta época del año. Y, a pesar de las circunstancias extraordinarias que atravesamos, podáis disfrutar de un verano más agradable y fresquito.

Tu mascota siempre protegida con Vetplan

Descubre Vetplan, los planes de salud para mascotas de mayor implantación en toda España con los que darle la protección que tu mascota necesita.

Conoce más sobre nuestros planes

O encuentra tu clínica más cercana

#FrenarLaCurva