Un cachorro mordiendo tu mano o ropa puede resultarte divertido o adorable. Su pequeño tamaño y el hecho de que su mordedura no sea peligrosa, puede no inquietarte. Sin embargo, los perros crecerán y con ello esa mordedura, considerada como inofensiva, será capaz de dañar (con tan solo 6 meses de edad, dependiendo de la raza).

¿Cómo se evita que adquieran este comportamiento? Con disciplina y mucha paciencia, pero sobre todo actuando desde el primer momento en el que jueguen de esta manera contigo.

¿Por qué muerden los cachorros?

Morder no es algo extraño en los cachorros, de hecho, es una acción muy normal en estos. Que un perro muerda con frecuencia en sus primeros meses de vida, no lo hace particularmente agresivo, sino que es algo habitual. Un cachorro muerde por muchas razones, y está bien conocer cuáles son estas para educarlos de una mejor manera.

Conductas exploratorias

Desde las tres semanas de vida, el perro comenzará a interactuar y explorar su alrededor. Su boca es una pieza elemental para ello, ya que su lengua posee terminaciones nerviosas innumerables por usar.

Molestia en las encías

Como pasa con los bebés humanos, los cachorros sufren de molestias por el cambio de los dientes de leche a los definitivos. Así que buscarán morder objetos para calmar sus encías.

Estrés

La gran cantidad de energía del cachorro, hace que tenga que buscar un medio para liberarse de la misma. El cual encuentra al morder y mascar para este propósito. Algunas veces aquellos cachorros que son considerados como traviesos, son los que simplemente no reciben el estímulo suficiente por parte de sus dueños para liberar su estrés.

Conducta predatoria

Los perros son animales depredadores que descienden del lobo, por lo que su conducta predatoria puede ser estimulada por ciertos factores o acciones. Como, por ejemplo, mover la mano rápidamente cerca de su rostro.

Trucos para enseñar a tu cachorro a no morder

Puede que sea algo común, pero las mordidas en cachorros son un comportamiento desagradable que necesita ser enmendado. Ello antes de que su mandíbula adquiera mayor fuerza. Estos son algunos consejos importantes para conseguirlo:

Inhibición de la mordida

El juego es esencial para que los cachorros controlen la intensidad de su mordida. Ya sea para la interacción con otras personas o perros, y para tal fin la etapa de socialización, que se desarrolla entre las 4 a 12 semanas, es la indicada.

En este tiempo hay que tratar con la inhibición de la mordida. Ella consiste en enseñar al cachorro los límites de su mordedura. Cuando un cachorro está jugando con sus hermanos o madre, y alguno lo muerde fuerte, este se quejará y la acción acabará con gran probabilidad.

Por lo que hay que imitar esta misma conducta para enseñar al animal cuando sus juegos pueden llegar a lastimar. Para ello cuando, por ejemplo, tu cachorro te muerda con fuerza excesiva durante el juego, necesitas quejarte de ello en alto y colocarle un límite.

Sustitución con objetos

Cuando tienes un perro que muerde donde no debería, darle un objeto de sustitución que sirva para ello, le ayudará mucho. Ejemplos de estos son juguetes diseñados para ello.

Puedes sorprender a tu mascota con nuevos juguetes que lo mantengan curioso y entretenido. Es una excelente estrategia.

Órdenes Verbales

Las órdenes verbales no pueden faltar como una forma de educar a los cachorros. Por lo que al verles mordiendo donde no deben, tienes que dar una orden clara y firme para reprenderle por su conducta. Cuando se detenga de hacerlo y parezca comprender, será tiempo darle un premio y volver a jugar.

Enseñar juegos que no involucren morder con constancia

Distraerles y enseñarles juegos en los que no tengan que morder con constancia, será de ayuda por igual. Muestras de estos son jugar a lanzar la pelota o a tirar la cuerda, porque con ellos gastarán energía, y permitirán crear un vínculo más poderoso con sus dueños.

Relacionarlos con otros animales

La socialización es elemental para que un perro pueda comportarse con personas y otros animales. Ellos necesitan acostumbrarse a estar en compañía, y esto es algo que se inicia tras recibir por completo su programa de vacunación. El interactuar con más personas y animales le dará alegría, cariño y podrá ser un animal menos propenso a morder en general.

Esperamos que esta serie de consejos os ayuden a educar mejor a vuestros cachorros, evitando que muerdan a otras personas, animales y objetos constantemente, con lo que disfrutar de una relación más sana y que tu mascota goce de un mayor bienestar emocional

Vetplan, planes de salud de mayor implantación en toda España

Vetplan ofrece los planes de salud animal para perro y gato de mayor implantación en toda España y cuenta con distintos planes que ofrecen diverso grado de cobertura para mantener a tu mascota sana y protegida.

Como Vetplan Puppy, la gama de planes de salud para cachorros con la que darle la mejor protección a tu mascota durante su primer año de vida.

Descúbrelos y dale la mejor protección a tu mascota con Vetplan.

#FrenarLaCurva