Conoce más sobre la leishmaniosis

En este artículo queremos que conozcas un poco más acerca de la leishmaniosis, sus causas y síntomas asociados, para que sepas reconocerla y seas conscientes de las alternativas existentes para prevenirla y mantener más sana y protegida a tu mascota.

Qué es la leishmaniosis

La leishmaniosis es una enfermedad crónica e incurable, que se transmite por la picadura del flebótomo, insecto parecido a un mosquito que inocula el parásito leishmania infantum, responsable de la patología.  Se trata de una enfermedad grave que sin un adecuado tratamiento puede ser mortal, lo que hace que contra ella, el diagnóstico precoz sea aún más importante para así poder atajarla durante sus fases iniciales.

Esta enfermedad presenta un mayor grado de prevalencia en regiones como Madrid, Castilla-La Mancha y la cuenca mediterránea.

En contra de la creencia popular, la leishmaniosis no solo se presenta durante las épocas calurosas como primavera y verano, sino que los flebótomos están presentes en la geografía nacional durante todo el año (exceptuando algunas regiones muy frías) al ser el nuestro un clima más favorable para su proliferación, si bien es en verano cuando la proliferan con mayor intensidad.

Cómo se transmite la leishmaniosis

El flebótomo, que como ya hemos mencionado, es un insecto parecido al mosquito común adquiere el parásito del género leishmania infantum al picar a otro ser vivo infectado (que generalmente es otro perro).

El parásito se desarrolla en el aparato digestivo del flebótomo y con la picadura a otro perro o animal es transmitido al torrente sanguíneo del animal picado, donde comienza su ciclo reproductivo y parasitario, pudiendo causar una gran variedad de síntomas (enlazar al apartado de “Síntomas” del propio artículo) que explicaremos a continuación.

Mi perro puede contagiarme la leishmaniosis a mí o a otros animales

No, la leishmaniosis solo se transmite a través de la picadura del flebótomo, siendo en el sistema digestivo del mismo donde el parásito leishmania infantum, responsable de la enfermedad lleva a cabo su proceso de maduración, proceso necesario para la transmisión de la patología.

El parásito no se transmite por ningún otro medio como saliva, sangre, orina, heces, por lo que tu mascota no puede contagiarte la leishmaniosis ni a ti ni a otros perros o animales por contacto directo.

Síntomas de la leishmaniosis

La leishmaniosis se manifiesta a través de una amplia variedad de síntomas entre los que destacan:

  • Pérdida de pelo en la zona de las orejas y ojos
  • Crecimiento anormal y excesivo de las unas que se vuelven frágiles
  • Heridas y úlceras que no cicatrizan
  • Aparición de costras
  • Problemas digestivos (vómitos y diarreas)
  • Falta de apetito
  • cojera
  • Fiebre
  • Aumento del tamaño de los ganglios linfáticos
  • Despigmentación de la piel

Sin embargo, hemos de ser conscientes de que, en ocasiones, la leishmaniosis se muestra como una enfermedad asintomática, siendo muchos los pacientes que aun padeciendo la enfermedad no presentan la sintomatología asociada a ella hasta fases avanzadas de la misma, en las que será más difícil actuar, de ahí la importancia de los chequeos y controles periódicos, como mínimo una vez al año.

La manifestación o no de los síntomas y su grado de intensidad dependerá de la respuesta inmunitaria del paciente.

En cualquier caso, si observamos la presencia de cualquiera de estos síntomas en nuestra mascota hemos de acudir al veterinario cuanto antes, ya que es vital poder atajar la enfermedad en sus fases iniciales.

Diagnóstico de la leishmaniosis

La leishmaniosis se diagnóstica mediante diversas pruebas llevadas a cabo por tu veterinario como son:

  • Test de diagnóstico rápido (suele ofrecer resultados fiables en tan solo 10 minutos)
  • Test serológico (recuento de anticuerpos en sangre)
  • Punción de médula ósea (en casos de mayor dificultad diagnóstica)
  • Test PCR (detección del ADN del parásito en muestras de médula ósea)

¿Cómo prevenir la leishmaniosis?

La mayor parte de acciones que podemos llevar a cabo para la prevención de la leishmaniosis están enfocadas a impedir la picadura por parte del flebótomo, insecto transmisor de la enfermedad.

Es por eso que entre los principales medios que se emplean para esto encontramos la aplicación de productos repelentes como pipetas, esprays y collares.

También existe la vacuna contra la leishmaniosis que ayuda a proteger a mascotas que no hayan contraído la enfermedad todavía, aunque no es 100% efectiva.

En cualquier caso, debemos consultar a nuestro veterinario a la hora de elegir la alternativa que mejor adapte a las necesidades de nuestra mascota y que mayor eficacia vaya a tener durante el mayor tiempo posible.

Como ya hemos mencionado, estas alternativas son:

  • Collares protectores
  • Pipetas repelentes
  • Esprays repelentes
  • Instalación de mosquiteras en nuestro hogar
  • Vacunación (efectivas solo en animales que no padezcan ya la enfermedad)

Volvemos a recalcar que ninguno de estos métodos es efectivo al 100% y que debe ser nuestro veterinario el que nos indique cuál es el método más adecuado para mantener más protegido a nuestro amigo peludo frente a la leishmaniosis.

Tratamiento de la leishmaniosis

En la actualidad, la leishmaniosis no tiene cura, por lo que la prevención es fundamental contra esta patología.

Sin embargo, en caso de que nuestra mascota haya contraído esta enfermedad existen distintos fármacos que pueden ayudarnos a controlar o eliminar sus síntomas y que nuestra mascota tenga la mejor calidad de vida posible, aunque no impedirán que nuestra mascota pueda tener una recaída posterior.

El tratamiento pasa por la administración de fármacos, generalmente, antimoniales, aunque será tu veterinario el que te indique el tratamiento más adecuado en función de las necesidades y características concretas de tu mascota.

Esperamos que con este artículo conozcas un poco más sobre la leishmaniosis, los peligros que conlleva para la salud de tu mascota, así como la prevención y el diagnóstico precoz para ayudar a que nuestra mascota esté protegida frente a esta grave enfermedad

Vetplan, los planes de salud animal para perro y gato de mayor implantación en toda España

Recuerda que con Vetplan, los planes de salud animal a modo de seguros de salud para mascotas de mayor implantación en toda España, tu perro o gato disfrutará de la mejor protección veterinaria para mantenerlo más sano y libre de enfermedades.

Conoce nuestros planes de salud y dale los mejores cuidados veterinarios a tu mascota con Vetplan.

#FrenarLaCurva