Los parásitos externos constituyen uno de los mayores peligros y amenazas para el bienestar tanto de tu mascota como el de todo tu hogar.

Esto se debe a que ciertos parásitos externos como las garrapatas son transmisores de enfermedades zoonóticas, es decir, patologías transmisibles a seres humanos.

Por esta razón, desde Vetplan, los planes de salud animal de mayor implantación en toda España, queremos contribuir a que tu mascota esté más sana protegida, ayudándote a conocer más sobre cómo prevenir los parásitos externos, detectarlos y saber cuáles son los tratamientos más adecuados contra estos organismos.

Qué son los parásitos externos

Los parásitos internos son organismos que se adhieren a la superficie de otros seres vivos, llamados hospedadores o huéspedes, desarrollando su actividad vital a costa de estos. También se consideran parásitos externos los que se alojan en cavidades directamente comunicadas con el exterior como puede ser el conducto auditivo externos de gatos y perros, en el caso de los ácaros.

Síntomas de parásitos externos

Entre los principales síntomas de la presencia de estos nocivos organismos podemos encontrar la aparición de lesiones cutáneas y rascado habitual por parte del animal. Más concretamente los síntomas suelen consistir en:

  • Irritación
  • Enrojecimiento
  • Aparición de heridas y costras
  • Pérdida de pelo

Otros signos que nos pueden revelar la presencia de ectoparásitos en nuestro compañero peludo pueden ser la presencia de sus deposiciones sobre la piel de nuestra mascota, en el caso de las pulgas.

Cuáles son los parásitos externos más comunes

Pulgas

Las pulgas constituyen uno de los ectoparásitos que aparecen con mayor frecuencia en mascotas. Estos diminutos organismos hematófagos (se alimentan de sangre) son transmisores de multitud de patologías, como la teniasis.

Garrapatas

Las garrapatas tienden a localizarse generalmente en los pliegues del cuerpo del animal (rodilla, axilas) o en la nuca, donde se fijan con sus mandíbulas alimentándose de sangre del hospedador y transmitiendo patologías graves y serias como son la enfermedad de Lyme o la erliquiosis.

Mosquitos y flebótomos

Los mosquitos, además de resultar irritantes y molestos por sus picaduras, pueden transmitir patologías como la filariosis o “enfermedad del gusano del corazón”, introduciendo en el organismo de nuestra mascota el parásito filaria, que se aloja en el corazón del animal y cuyos síntomas principales son cansancio, tos y problemas respiratorios hasta sangrado nasal y pérdida de peso.

Por su parte, el flebótomo (insecto similar al mosquito) es el principal transmisor de la leishmaniosis, enfermedad muy grave que puede llegar a resultar mortal.

Ácaros

El ácaro Sarcoptes, transmite la sarna sarcóptica, produciendo inflamación y enrojecimiento en la piel de nuestra mascota, heridas, costras y pérdida de pelo.

Por su parte, el Otodectes cynotis o ácaro del oído, muy común tanto en perros como en gatos y de muy fácil transmisión, causa desde hemorragias en el canal auditivo hasta infecciones bacterianas y perforaciones del tímpano.

Cómo prevenir los parásitos externos

A la hora de prevenir los parásitos externos, podemos utilizar diversos productos repelentes que tratarán de evitar que estos organismos piquen o se adhieran a nuestra mascota. Siendo importante que lo hagamos aconsejados por un veterinario que nos recomiende producto que mejor se adapta a nuestras necesidades. Estos productos repelentes son:

  • Pipetas
  • Collares
  • Espráis
  • Champús

Tratamiento de los parásitos externos

Existen fármacos dirigidos a eliminar a estos molestos e indeseables organismos, los cuáles nos habrán de ser prescritos por un profesional veterinario que nos indique cuáles son los más idóneos para nuestro caso concreto.

Desparasitaciones periódicas

Es importante que acudamos a nuestro veterinario para realizar las correspondientes desparasitaciones periódicas tanto a nivel externo como interno, ya que este es una tarea fundamental para garantizar el bienestar de nuestro animal.

Desparasitaciones mensuales para tu mascota con Vetplan. 

Con Vetplan, los planes de salud animal a modo de seguro de salud para mascota, tu compañero peludo estará más sano y protegido en todos los sentidos, lo que se traducirá en un mayor bienestar para todo tu hogar.

Todos nuestros planes de salud incluyen desparasitaciones externas mensuales y desparasitaciones internas trimestrales con las que mantener protegidos tanto a tu mascota como al resto de miembros de tu núcleo familiar.

Dale la mejor protección veterinaria a tu mascota con Vetplan.

Consulta nuestros planes de salud para perro y gato

#FrenarLaCurva